Quiero un viaje a medida

Hace menos de una década, la mayoría de los viajeros evitaban Myanmar (también conocido como Birmania, aunque su nombre oficial sea República de la Unión de Myanmar). Poco a poco el país se va abriendo a la cada vez más boyante industria turística mundial. Y aunque sí que existen zonas a evitar, el turista que visita Myanmar puede estar tranquilo: la mayoría de conflictos son puramente internos y rara vez implican a ningún extranjero.

Sí, visita Myanmar con OneMoreDestination

Sí, Myanmar es seguro de visitar. De hecho, el turismo que entra en Myanmar está en auge: en 2017 Myanmar recibió 3,44 millones de visitantes y el número de visitantes lleva aumentando constantemente desde hace más de 10 años.

Si ponemos los números en perspectiva el crecimiento del turismo en Myanmar es totalmente estratosférico: en 1995 Myanmar contaba con sólo 21.000 visitantes anuales. Los casi 3,5 millones de turistas de 2017 hacen un aumento del 16.200%. Ahí es nada.

Myanmar: paraíso que vale la pena descubrir

Myanmar se encuentra en pleno proceso de transformación económico y político y esa es una muy buena noticia para el turista: todas las maravillas culturales del país como los antiguos templos de Bagan, las preciosas calles coloniales de Yangon y la antigua capital real de Mandalay están disponibles para que el visitante disfrute de ellas.

Al tratarse de una sociedad abierta al turismo hace relativamente poco tiempo, la mayoría de birmanos son muy amigables y -sorprendentemente- no están cansados del turista.

Las zonas turísticas disponen de todos los servicios y presencia policial que podríamos encontrar en cualquier país occidental. Los hurtos, delitos y problemas típicos que pueden afectar a un viajero -o que directamente atentan sobre él- son prácticamente inexistentes.

El único problema que vas a tener que afrontar muy de vez en cuando son el sobrecoste o sobrecargo que van a querer cobrarte los locales por alguno de sus servicios, aunque eso es algo que ocurre con frecuencia en cualquier destino turístico del mundo. No hace falta salir de Europa para encontrarnos con vendedores con “picaresca”.

Un país en plena transformación

Desde su independencia del Reino Unido en el año 1948 Myanmar siempre ha estado controlado por una dictadura militar, en concreto desde 1962 hasta 2011. Sin embargo después de que el país comenzase una transición hacia un gobierno algo más democrático en 2010 -sobretodo cuando la junta militar se vio presionada por las masivas manifestaciones de 2007- el destino se convirtió rápidamente en un favorito obligado de los viajeros intrépidos, así como de los medios de comunicación especializados en viajes.

Cambios políticos en Myanmar

El régimen militar que ha controlado el país durante más de 60 años ha intentado presionar a los diferentes partidos políticos que se han presentado a las elecciones que se han ido celebrando, poniendo especial énfasis en las presiones contra la Liga Nacional para la Democracia. Estas presiones no han evitado que el país se vaya abriendo poco a poco al turismo y la inversión extranjera. En noviembre de 2015, se nombró a Myanmar uno de los destinos emergentes más populares, por detrás de Cuba, Islandia y Croacia. Actualmente (Diciembre 2019) y desde 2018 el gobierno de Myanmar está liderado por el ex preso político Win Myint en el cargo de presidente. Dentro del gobierno también se encuentra la política birmana y Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi.

Seguridad viajando por Myanmar

Viajar por casi cualquier zona de Myanmar es seguro. Las zonas más turísticas del estado como pueden ser Yangon, Bagan, Mandalay e Inle Lake se pueden visitar sin ningún tipo de problema. La calificación general del país es de “alto grado de precaución”, aunque vale la pena señalar que es el mismo consejo que dan muchos gobiernos para otros países vecinos y mucho más visitados como pueden ser Tailandia y Bali.

Tipos de conflictos más comunes en Myanmar

Al tratarse de un país relativamente joven, Myanmar está afrontando unos cambios sociales políticos y económicos muy importantes. Sobre Birmania pesa una historia de colonización, conflictos religiosos y guerras internas que han marcado mucho el devenir del país. Aunque desde el año 2015 se han firmado numerosos acuerdos de alto el fuego, las tensiones todavía se encuentran muy presentes.

Los conflictos más comunes en Birmania son:

Conflictos internos religiosos: especialmente entre los budistas, cristianos (los kachin) y los musulmanes del norte (los conocidos como rohingyas, que están sufriendo una grave represión por parte del ejército burma)
Conflictos étnicos: la gran diversidad étnica de Birmania hace que sea muy difícil la convivencia en algunas zonas del país que se encuentran separadas por fronteras que separan a poblaciones que históricamente siempre han convivido juntas

Estos conflictos suelen estar situados en las zonas fronterizas con Bangladesh y en algunas zonas concretas con el estado vecino de China. Las partes septentrionales de los estados de Shan, el estado de Kachin, el estado de Chin del Sur y el estado de Rakhine (hogar de los musulmanes rohingya) son bastante conflictivas y a veces están totalmente fuera de control.

Problemas étnicos

La presencia del ejército es bastante común en estas zonas y no se puede acceder a ellas si no es con un permiso especial del gobierno. La mayoría de extranjeros que se desplazan (los pocos que lo hacen) hacia esas zonas fronterizas lo hacen en calidad de periodistas o para misiones humanitarias.

Conflictos étnicos: una historia de más de 70 años

Myanmar es un país muy diverso tanto a nivel cultural como a nivel religioso: aunque la etnia Bamar es la más común en Birmania, existen también otras etnias muy presentes como pueden ser los arakanes, etnias chinas, indias, jingpos, mon, shan… Los enfrentamientos entre grupos culturales distintos llevan produciéndose desde hace más de 70 años (desde el proceso de independencia británico) y cada cierto tiempo se producen enfrentamientos o rifirrafes entre grupos de rebeldes y el ejército birmano. Estos conflictos se encuentran localizados en zonas fronterizas del país, totalmente alejadas de las zonas turísticas, siendo el más famoso de todos ellos el conflicto rohingya.

¿Quieres descubrir Myanmar de la mano de One more Destination? Mira los increíbles itinerarios que tenemos para Myanmar.

Consejos relacionados